20+C+M+B+10

Por fin tuve la oportunidad de ser testigo de tan curiosa tradición. Si bien tenía entendido el significado de la inscripción (que titula esta nota), no había sido partícipe de su (en)canto.

Resulta entonces que cada seis de enero los niños católicos alemanes (y austriacos), vestidos cual Reyes Magos y portando la estrella de Belén, se dan a la tarea de cantar de puerta en puerta y dejar escrito en ella el C+M+B más el año correspondiente (eg, 20+…+10), signo de que ahí estuvieron los Reyes Magos (ie, Caspar, Melchor y Baltazar), o bien, según otra explicación, que “Cristo bendiga la casa” (ie, Christus mansionem benedicat). Como fuere, lo bello del asunto es tener a un grupo de niños cantando a tu puerta; a cambio, además de la inscripción en la puerta (que hoy en día es más bien una pegatina o calcomanía en lugar de la tradicional tiza o gis), hay una pequeña donación para algún proyecto altruista (generalmente algo que ver con niños en África, Asia o América Latina).

Así, la tarea es cantar y colectar dinero (para el particular proyecto) con el marco de la Epifanía. Ciertamente ello podría darse sin el trasfondo religioso, sin embargo, no deja de ser curiosa la diferencia germana con la niñez hispanoamericana, es decir, que mientras en ésta a los Reyes se les espera con regalos, con aquella la tarea es más bien personificarlos e ir de puerta en puerta llevando sólo canto, y esperando a cambio unas monedas (o billetes) para a su vez hacer algo por otros niños (necesitados de juguetes y algo más).

Ahora bien, los peques germanos un mes antes (ie, 6 de diciembre, San Nicolás) les toca estar en ese papel digamos “consumista”, esto es, pidiendo y esperando por regalos (también en sus zapatos). Con todo, la diferencia de tal celebración es peculiar y es lo que finalmente llama más mi atención. Insisto, el marco bien puede ser otro y no necesariamente religioso, pero por el momento (y por mucho tiempo pasado) ha sido guiado por lo sagrado; vale entonces observar su valía y subrayar la utilidad laica: una debida ayuda y un bienvenido canto, ambos infantiles y acaso por ello una bellísima manifestación del año.

NB. Actualización 2012

Es así como se ve la puerta (que este año me volvieron a cantar):

 

NB. Actualización 2014

Un par de fotos de este año: los niños Reyes a la distancia y la marca de cerca:

 IMG_20140106_144318

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s