Los pesos con centavos sin remedio

A mí me pesa ser como la gente;
no, no me cuesta, puedo si quisiera,
pero me pesa hablar y oír las cosas
que la gente repite sin cesar;
como cargar el fardo, liviandades
brotan por donde sea, qué remedio.

La gente, si quisiera oír las cosas
sin cesar: liviandades, qué remedio.
Ser como cuesta, ¿puedo? ¿pesa hablar?
Y repite cargar el fardo, sea:
me pesa, no me pesa, cómo brotan.

Remedio liviandades sin cesar,
las cosas puedo, sí; quisiera gente
donde sea, ¿cargar?, ¿el fardo oír?
Me cuesta, ¿puedo ser hablar? Me pesa.

A mí me cuesta hablar sin liviandades:
las cosas brotan, pesa ser el fardo;
donde sea repite gente «qué».

¿Que cómo brotan cosas sin hablar?
Donde el remedio pesa sin cesar.

Sin liviandades cuesta oír y hablar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s