Siempre lo hacen quedar como el gran genio

No es temerario afirmar que el genio de Beethoven está sobre todo en sus sonatas para piano. Todavía más, se puede tomar sólo una como botón de muestra y con ello zanjar cualquier discusión. ¿Qué tal la Sonata para piano Nr. 27 op. 90?

Con solo dos movimientos, y en alemán (es decir, prescinde de los tradicionales tempos italianos), Beethoven compone un diálogo único y magistral. Cabeza y corazón en el cuerpo del pianista donde ni uno ni otro lleva las de ganar o perder; un soliloquio más bien a dos voces donde ni una ni otra busca opacar a la otra, y están en todo momento hablándose entre sí. Escuchándose. ¿O yendose?

Una creación humana a los ojos, y oídos, divina. Unos minutos que contienen tantas otras horas de este y otros Beethoven. Aquí pues de lo que hablo: la sonata con la entrañable intepretación de Wilhelm Kempff en una grabación de 1970 (para las celebraciones del bicentenario del natalicio del compositor).

Primer movimiento: Mit Lebhaftigkeit und durchaus mit Empfindung und Ausdruck (Con viveza y en todo momento con sentimiento y carácter)

[Y por allá en una grabación de 1965]

Segundo movimiento: Nicht zu geschwind und sehr singbar vorgetragen (No tan rápido y dicho muy cantable)

[Y por allá en una grabación de 1965]

Hay cabezas que son puro corazón de mucha cabeza.~

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s