¿Qué me pongo?

Por fin doy con un diálogo (discurso, más bien) que llamó poderosamente mi atención en la película The Devil Wears Prada (2006). Es un resumen de la industria de la moda. Un ejemplo que bien pudo haber sido dado en algún curso universitario de Economía; una explicación breve y concisa de lo que hay detrás de una simple decisión de compra/uso, en este caso, de una prenda de vestir. Una simple prenda de vestir. Además, la escena es realmente una muestra fiel de lo que suele ocurrir en los momentos de compra/decisión con la mayoría de los compradores que ven a la Moda como un capricho de algunos sectores de la población preocupados más bien, se piensa y dice, en aspectos superfluos de la vida (como decidirse entre algún particular color o diseño de una prenda, y su posible uso/consumo).

Sigue leyendo