Ideas peregrinas para el transporte de la ciudad de México

En lo que se decide modernizar al transporte público de la ciudad de México, y de cara a las últimas situaciones de contingencia ambiental, yo habilitaría un transporte emergente: el ejército, la armada de México, de chafirete. Así, con marcial orden, los autobuses cubrirían las rutas principales, es decir, las zonas con mayor conflicto. Al mismo tiempo prohibiría, por no decir sacar de circulación, a toda unidad con niveles de contaminación no tolerables. Al fin y al cabo se está frente a una emergencia (cf. el temblor del 85)

Eso por el lado público, del privado no tomaría mayor medida que la de incrementar el precio del estacionamiento en zonas, otra vez, de mayor conflicto. Algunas calles, incluso, las cerraría al tráfico de particulares, con miras a un reordenamiento de circulación: menos acceso al transporte privado y mayor al público. Los taxis no serían la excepción y seguirían los lineamientos del auto privado. El programa Hoy No Circula funcionaría como siempre (es decir, sin funcionar realmente) y no distrairía la atención del problema principal: las faltas de opciones del transporte público.

De vuelta a lo público, intentaría por todos los medios hacer más eficiente al transporte público. La medida del ejército se justificaría, lo dicho, como una situación de emergencia en lo que se reglamenta y reordena al sistema actual de concesiones. Tanto las rutas como las unidades se someterían a un proceso que, a su vez, tenga como eje un plan maestro de transporte urbano. No todas las rutas son iguales y no todas las unidades tienen que ser de un solo tipo. El plan de emergencia bien podría iniciar esa diferenciación: aquí este tipo de transporte con este número de paradas; allá este otro tipo de transporte con ese otro esquema de paradas. El precio, dicho sea, se procuraría “único”: abonos para uso en todas las redes y tarifas más o menos homologadas entre los distintos tipos de transporte (metro, bus, metrobus, tranvía, etc.). El objetivo es que la(s) opción(es) final(es) de transporte sea(n) la(s) que se acomode(n) mejor a las zonas de salidad y destino, sin menoscabo de la comodidad del usuario durante todo el trayecto y, también, de la calidad de tránsito del resto de los habitantes de la ciudad.

[continuará]

Algunas precisiones de las imprecisiones

“Cogió cinco panes y dos pescados, miró hacia el cielo, dijo la bendición, partió los panes y los dio a sus discípulos […] Fueron unos cinco mil hombres quienes tomaron parte de la comida.”
Mt.14:19-21

Después de que el presidente Enrique Peña Nieto anunciara la publicación de su declaración patrimonial en el Registro de Servidores Públicos de la Secretaría de la Función Pública, consulté un rubro en particular: los ingresos netos totales. Al momento hay tres declaraciones con fecha 15/01/2013, 28/05/2013 y 14/05/2014, y son de tipo ‘inicial’, ‘modificación’ y ‘modificación’, respectivamente. La primera es la única que reporta ingresos mensuales netos, las otras dos presentan ingresos anuales netos. Estas son las cifras del ingreso total en pesos mexicanos:
238205 (mensual)
452713 (anual)
3370796 (anual)

Así, los ingresos anuales se sextuplicaron (exactamente es un incremento del 644.57%) en ese año entre mayo 2013 y mayo 2014. Lo del reportado ingreso mensual en enero 2013 es curioso, pues si se lo multiplica por 12 se tiene un ingreso anual mucho mayor al de mayo del mismo año: como si para esa fecha se tuviera un decremento del 84%. Ahora bien, si se compara ese supuesto y calculado ingreso anual de enero 2013 con el reportado en mayo 2014, entonces Peña Nieto habría tenido, en un año y cinco meses, un incremento del 17.9% en sus ingresos anuales netos totales.

¿Qué hay con los pasados presidentes (en ese mismo rubro)? Curiosidades también. En el mentado Registro se puede consultar las declaraciones patrimoniales de Felipe Calderón y Vicente Fox. Las diferencias de cifras entre años, como con Peña Nieto, son notables. También, dicho sea, el ingreso mensual es la excepción: sólo en enero de 2007 se reportan para la declaraciones inicial y final, respectivamente, de Calderón Hinojosa y Fox Quesada. Los periodos cubren de mayo 2002 a enero 2007 con Fox, y enero 2007 a enero 2013 con Calderón; del primero se observa lo siguiente: disminución del ingreso en 23% de mayo 2002 a mayo 2003, incremento del 94% entre mayo 2003 y mayo 2004, y decrementos del 12 y 16% para mayo2004-mayo2005 y mayo2005-mayo2006, respectivamente. Todavía más, al calcular el ingreso anual con ese reporte de enero 2007, y compararlo con la cifra anual de mayo 2006, Fox tendría una disminución del 39% en su ingreso total neto.

El caso de Calderón es similar al de Peña Nieto en esas tres primeras declaraciones patrimoniales: enero, mayo, mayo. La primera, lo dicho, reporta una cifra mensual, las otras dos tienen ya cifras anuales. Pues bien, esto fue lo reportado como ingreso total neto (del declarante Calderón Hinojosa) en pesos mexicanos:
147134 (mensual)
340435 (anual)
2486048 (anual)

Efectivamente, los ingresos anuales entre mayo 2008 y mayo 2007 tuvieron un incremento de 630.25%. Asimismo, si se hace el mismo ejercicio del cálculo anual para enero 2007 y su comparación con mayo de ese mismo año, Calderón habría tenido una disminución del 80.71%; luego, entre enero 2007 y mayo 2008 el ingreso total neto habría visto un 40% de incremento. Para el resto de periodos, Calderón tiene estas cifras: incremento de 23.69% de mayo 2008 a mayo 2009; disminución de 6% de mayo 2009 a mayo 2010; incremento de 0.75% de mayo 2010 a mayo 2011; incremento de 3.4% de mayo 2011 a mayo 2012; y, finalmente, un decremento de 0.39% entre mayo 2012 y enero 2013.

En general, y tomando en cuenta sólo las cifras “consolidadas” de estas declaraciones patrimoniales, en cuatro años (mayo 2008-mayo 2012) Calderón Hinojosa incrementó sus ingresos anuales netos en un 20%; Fox, por su parte, en cuatro años (mayo 2002-mayo2006) los incrementó en 7.86%. ¿Qué será con Peña Nieto? Panes y peces.

mir-loaves-tint-2

“The Miracles of the Loaves and Fish” Tintoretto, 1547. The Met, NY.

Un nido por un balón

Aquellos estribillos de vez en cuando me vienen a la cabeza: la de un niño es quizá su mejor nido. “México ochenta y seis, México ochenta y seis, el mundo unido por un balón” y “El equipo tricolor tiene mucho corazón y en la cancha lo demostrará” siguen ahí dando vueltas. México ’86 fue mi primer Mundial y el único que seguí puntualmente, incluso hasta con algún producto oficial: los shorts del equipo tricolor (pues la playera, a saber por qué, nunca me interesó). Desde entonces mi atención a los mundiales ha sido más bien tangencial, sobre todo por mis gustos deportivos. A veces apoyaba al equipo de México y a veces me daba igual. Emigré a Alemania unos años antes del 2006 y la situación con “mis equipos de casa” no cambió: a veces hinchaba y a veces no: me era sólo pambol. Este año, por los jugadores y el entrenador, la selección alemana me fue más simpática; la de México, dicho sea, también.

Pero vuelvo a los estribillos. Esta vez son en alemán: “Ein Hoch auf uns, auf dieses Leben, auf den Moment, der immer bleibt!”, se oye en la radio y en cada transmisión mundialista de la televisión pública alemana. La canción se titula “Auf uns” (Por nosotros) y el intérprete es Andreas Bourani, un chico bávaro de ascendencia egipcia que tenía tres años cuando el México ’86, y que vive desde 2008 en Berlín. Su carrera profesional apenas cumplirá cinco años, el éxito mundialista se incluye en su segundo disco, Hey (Universal Music, 2014), y el canal ARD fue el que escogió la canción para sus transmisiones del Mundial Brasil 2014. Bourani cuenta que con un brindis entre amigos nació la canción: “Estuvo tan bien ese momento que tenía que escribir algo; la vida es así, lo bueno nunca es un estado permanente: son momentos que se encadenan.” Esta es la canción [con mi traducción]:

Auf uns – Andreas Bourani
Wer friert uns diesen Moment ein, [quién congela de nosotros este momento]
besser kann es nicht sein. [no puede haber nada mejor]
Denkt an die Tage, die hinter uns liegen, [piensen en los días pasados]
wie lang wir Freude und Tränen schon teilen. [cuánta alegría y lágrimas hemos compartido]
Hier geht jeder für jeden durchs Feuer, [aquí ponen todos las manos al fuego por todos]
im Regen stehn wir niemals allein. [nadie se queda solo bajo la lluvia]
Und solange unsre Herzen uns steuern, [y mientras nuestro corazón nos lleve]
wird das auch immer so sein. [así siempre será]

Ein Hoch auf das was vor uns liegt, [un brindis por todo esto]
Dass es das Beste für uns gibt; [es lo mejor que hay para nosotros]
Ein Hoch auf das was uns vereint [un brindis por lo que nos une]
auf diese Zeit. [en estos tiempos]
Ein Hoch auf uns, [un brindis por nosotros]
auf dieses Leben, [por esta vida]
auf den Moment, [por el momento]
der immer bleibt! [que siempre queda]
Ein Hoch auf uns, [un brindis por nosotros]
auf jetzt und ewig [ahora y para siempre]
auf einen Tag Unendlichkeit! [por un día interminable]

Wir haben Flügel, schwören uns ewige Treue [tenemos alas, juremos lealtad eterna]
Vergolden uns diesen Tag; [dorémosnos este día]
Ein Leben lang ohne Reue, [una vida sin remordimientos]
vom ersten Schritt bis ins Grab. [desde la cuna hasta la tumba]

Ein Feuerwerk aus Endorphinen [unos fuegos artificiales de endorfinas]
Ein Feuerwerk zieht durch die Nacht [unos fuegos artificiales transcurren por la noche]
So viele Lichter sind geblieben [tantas luces permanecen]
Ein Augenblick, der uns unsterblich macht [un momento que nos hace inmortales]

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=pg9k-lAM7M8]

La canción, sin duda, celebra. El video oficial es además una celebración por y para la Alemania de hoy, incluyendo a la mundialista; aquí un par de ligas: 1) en youtube y 2) en myvideo. A mí se me ha metido la canción en la cabeza y, acaso por estar como niño en este Mundial, ya hace nido el estribillo. Dice Bourani que le daría mucho gusto que este 13 de julio se celebrara el campeonato también con la canción. Ya se verá. Un día así, por cierto, se jugó el primer partido en la historia de los mundiales: Francia contra México en Uruguay 1930; este domingo, se sabe, juegan el último partido de Brasil 2014 los equipos de Alemania y Argentina. ¿Auf uns ya se oirá?~

En la Nueva República Amorosa

Con Esperanza límpida y cuantiosa
somos Razón pero también Pasión
en la Nueva República Amorosa.

Gobernar es tarea fabulosa,
más si es con Rayo de Iluminación
con Esperanza límpida y cuantiosa.

Y nunca falta la gente facciosa:
habrá que convertirlos con fruición
en la Nueva República Amorosa.

La Democracia llega contagiosa,
lo sabe mi dedito que es bastión
con Esperanza límpida y cuantiosa.

Aquí conmigo, voces decorosas
sólo son las que tienen filiación:
en la Nueva República Amorosa.

Valiente Honestidad, secre’ preciosa,
a ti brindo la beatificación,
con Esperanza límpida y cuantiosa,
en la Nueva República Amorosa.

—Mael Aglaia

Un México Posible™ es la marca

Gobierno quiero de la gran comarca,
discreta me hago fina de pendientes,
Un México Posible™ es la marca.

Si aprieta la cargada, ¿poco abarca?,
ser mujer a saber si es suficiente,
Gobierno quiero de la gran comarca.

Un sindicato le hace agua a la barca,
su lideresa muestra ya los dientes,
Un México Posible™ es la marca.

Con amor oigo «es una oligarca»,
tranquila ni me espanto, dulcemente
Gobierno quiero de la gran comarca.

¿Y cuántos pecarán abierta el arca?
Desarrollo Social también es cliente,
Un México Posible™ es la marca.

Señora presidenta, la monarca,
hecha la mocha siempre tan sonriente,
Gobierno quiero de la gran comarca,
Un México Posible™ es la marca.

—Mael Aglaia

Una lectura a través del Favstar

A estas alturas el creador de Favstar.fm [FS], Tim Haines, bien podría emitir un juicio de las maneras de los mexicanos —con una mano en la cintura y la otra en alguna estadística de su creación. Si bien él no inventó —o sugirió— la estrella (para hacer favorito un tweet), sí echó a andar un sitio que da cuenta (literalmente) de lo que en Twitter [TW] se subraya, se «marca».

Es esto último, marcar, lo que la mayoría de los usuarios mexicanos han entendido como estrellar. Es decir, aquello que se mueve a la sección de favoritos (en la cuenta personal de TW y en la de FS) no es un apunte que interese releer, compartir, aplaudir, subrayar, apartar, en fin, hacerlo especial por su contenido, sino sencillamente marcar. Marcar para aprovecharnos de él.

Si Haines aprovechó esa herramienta (i.e., estrellar) del Twitter para el Favstar —y nótese que FS y Tim Haines son claramente dos usuarios bien definidos—, los usuarios mexicanos se han aprovechado de Favstar para su Twitter, y de otros usuarios de Twitter para su Favstar.

Se aprovechan de las fallas del sistema para ganar estrellas y lugares (e.g., «marco y márcame esto y aquello»),  se aprovechan del lugar y las estrellas para ganar popularidad (e.g., «participa en este concurso…»), se aprovechan (y roban) de los otros para ganar más popularidad (e.g., «miren lo ocurrente que soy…»). Se aprovechan de.

Hablo de los mexicanos porque hasta ahora han sido ellos los que han trastocado el funcionamiento de Favstar. Lo han malentendido como herramienta y lo han, en cambio, entendido muy bien para sus particulares fines (e.g., popularidad).

Así como en la fila de las tortillas («apárteme este lugar»), en la elección de la Flor Más Bella del Ejido («cómpreme todos los votos»), en la ida al mitin («es que nos van a dar esto y aquello»), en las tareas escolares («copiar y pegar, que el maestro no se enterará»),… vaya, como en el día a día, así es como la mayoría de estos usuarios han hecho de Favstar un México a escala.

No sé si Tim Haines ha estado en México, pero muchas de sus maneras ya las ha de conocer muy bien, gracias a Favstar, gracias a los usuarios mexicanos en él.

Por supuesto, otro asunto es el contenido de los tuits estrellados, ello también seguro que mucho hablará de los usuarios y puede ser motivo, al menos, de otra lectura a través del Favstar.

UNAM en la punta de la lengua

Para el cierre del apartado V. La lucha por aprender del recopilado Instrucciones para vivir en México (Joaquín Mortiz, 1990), de Jorge Ibargüengoitia, Guillermo Sheridan seleccionó el artículo «Incógnita de principio de año. ¿Quién mató (o va a matar) a la Universidad?», publicado el dos de enero de 1971. Es atinada la elección: pareciera que aquellas líneas son ya todo un «clásico». A cuarenta años de su publicación, el análisis y crítica de Ibargüengoitia, sobre todo en fechas de centenarios, celebraciones y goyas, son vigentes, necesarios y, de ahí, bienvenidos. Ibargüengoitia al fin y al cabo.

Me permito extraer líneas del mencionado artículo que, sin duda, se explican por sí solas y no necesitan aquí de mayor desarrollo o contexto. Jorge escribe:

[…] La Universidad ha aparecido en la conversación como tema recurrente (…) Nunca, que yo recuerde, estuvo la UNAM en la punta de la lengua de tanta gente.

[…] Si la Universidad se muere, muchos van a pensar que murió asesinada. (…) Pero dejando a un lado, por el momento, las posibles causas externas del deceso, conviene ahora que estudiemos a grandes rasgos las características de la víctima.

Aparte de estar rodeada de enemigos, la Universidad es una institución que nunca ha tenido fama, ni de ser saludable ni de estar bien organizada. Como centro de conocimientos ha sido “dentro de lo existente, lo mejor”, pero nunca “lo mejor”.

Es un organismo demasiado grande, que ha crecido con demasiada rapidez, que está alojado en recintos calculados para la mitad de alumnos, que recibe clases de un profesor suficiente para una tercera o cuarta parte de los mismos. Además, la esctructura de los estudios, aunque se han hecho esfuerzos por modernizarla, sigue siendo la adecuada para México en 1955.

[…] Las porras, las huelgas, las ganas de acabar con la Universidad de ciertos sectores, son más bien manifestaciones y consecuencias del mal, no causas de la enfermedad.

Pero los que piensan que la Universidad, tal y como la conocemos está en peligro de desaparecer, piensan también que esto no es una catástrofe, y tienen razón. Al contrario, puede ser, si no nos dormimos, el principio de otra universidad, o de varias, que tengan una constitución saludable y que estén de acuerdo a las necesidades reales del país.