Ensayo de una mierda anunciada—La crónica va al baño

La prueba
Del otro lado de la puerta un hombre
deja caer su corrupción. En vano
elevará esta noche una plegaria
a su curioso dios, que es tres, dos, uno,
y se dirá que es inmortal. Ahora
oye la profecía de su muerte
y sabe que es un animal sentado.
Eres, hermano, ese hombre. Agradezcamos
los vermes y el olvido.
—Jorge Luis Borges, en
«La cifra», 1981

El anuncio (que no disculpa). No soy escatológico, mas alguien tendrá que hablar de mi propia mierda: qué mejor que yo.

[espacio de reflexión para continuar o no con la lectura]

*3*2*1*

Sigue leyendo